Total
6
Shares

Por octavo año consecutivo, Baron B realizó su clásico Prix de Baron B, el evento que combina lo más chic de Buenos Aires con la tradición y el estilo de los grandes premios hípicos europeos y que año tras año convoca a las figuras más influyentes para colaborar con una ONG.

Las principales figuras locales se reunieron en el Hipódromo de Palermo para colaborar con la Institución Fátima, dedicada al desarrollo y atención de personas con sordoceguera. Tini Stoessel, Nacho Viale, Juan Mónaco fueron grandes protagonistas del evento. Este año la elegida fue la Institución Fátima, fundación dedicada desde hace 30 años a la atención, desarrollo de aptitudes e independencia, de niños, jóvenes y adultos con sordoceguera.

El Hipódromo de Palermo y una estupenda noche recibieron a los 700 invitados quienes respetaron el dress code del evento –fascinators para las mujeres y black tie para los hombres-  que desafía a los asistentes a buscar la mejor síntesis entre elegancia y audacia, mezcla de juego, glamour, enigma y seducción.

Los invitados quienes respetaron el dress code del evento –fascinators para las mujeres y black tie para los hombres

 

Ingrid Grudke

 

Mike Amigorena, Paula Colombini, Julieta Kemble y su marido Justo Saavedra, Mariana Arias y Paloma Cepeda fueron de los primeros en llegar a la 8va edición.

Mike Amigorena

 

Julieta Kemble y su marido Justo Saavedra

 

Nicole Neumann eligió un fascinator de Laura Noetinger que rememoraba al sol y un vestido de Fabián Zitta para esta ocasión.

 

Rocío Guirao Díaz, con vestido y tocado de Pablo Ramírez, y su marido Nicolás Paladini, by Hugo Boss, fueron algunas de las parejas más elegantes de la noche.

 

Soledad Fandiño eligió un look men suits que se llevó todas las miradas.

 

Nacho Viale, Juan Mónaco y Benjamín Alfonso fueron los hombres más observados.

Benjamín Alfonso

 

 

Iván de Pineda fue el encargado de conducir el evento y de contarles a los invitados que durante las dos primeras horas de la noche podían apostar con cupones de $1200 por cualquiera de los seis caballos: Baron Bertrand de Ladoucette, Renaud Poirier, Baron B Extra Brut, Baron B Brut Nature, Baron B Brut Rose y 1970, y que todo lo recaudado iba a ser a total beneficio de la Institución Fátima.  “Esta edición del Prix de Baron B es la más especial para mí porque soy padrino de la Institución Fátima hace ya muchos años. Admiro muchísimo el trabajo que hacen todos los días para que tantos niños y adultos tengan una mejora significativa en su calidad de vida. Agradezco a Baron B que los haya elegido y que sigan apostando a la solidaridad”, comentó Iván de Pineda durante bienvenida del evento.

 

Tini Stoessel, junto a su novio Pepe Barroso Silva y su hermano Fran fueron la gran atracción de la fiesta, se los vio bailar en la pista disfrutando de la exclusiva propuesta de Baron B.

 

 

Laura Noetinger eligió un escultural fascinator en rafia parabuntal. “La tendencia del Prix de Baron B de este año, fue el gran protagonismo de las coronas, son tocados en forma de tiara que se ve mucho en Europa.  También hubo muchas flores, metal, plumas, velos. Las mujeres se producen para este evento, cada año buscan renovarse y sorprender” comentó la especialista en fascinators que fue una de las más elegidas por las figuras de la noche.

Claudia Fontán, Ash Mateu, Violeta Juni, Roma Renom, Juana Vidou, Violeta Basetto usaron accesorios Swarovski para lucir en el evento.

Otros de los invitados que se llevaron muchas de las miradas fueron Romina Lanaro y Federico Moyano, Florencia Raggi, Carla Peterson, Andrea Frigerio, Agustina Córdova, Juan Gil Navarro, Agustina Marzari Bobbio, Paula Kohan y Claudia Fontán. También dijeron presente Violeta Urtizberea, Eduardo Costantini y Estefanía Daneri, Ingrid Grudke y Pía Slapka.

 

La increíble velada se paralizó a la hora de la carrera de 1400 mts protagonizada por seis jinetes con sus casacas color verde, amarillo, rojo, celeste, negro y rosa que salieron disparados de las gateras para ser los grandes protagonistas de la 8va edición del Prix de Baron B. La victoria fue para Baron Bertrand de Ladoucette, el número 6, que aventajó por varios cuerpos a sus competidores en un desenlace emocionante.

 

 

Este año, el premio que sorteó entre los apostadores fue un viaje de excelencia a Francia para conocer las tierras del creador de Baron B, el barón Bertrand de Ladoucette, en Pouilly-sur-Loire donde está el castillo de su familia.  Esta vez el afortunado fue Tomás Bothamley quién apoyó a la Institución Fátima con su donación.

 

Baron B elije año tras año una ONG a la que apoyar, premiar y destacar en el Prix de Baron B. En sus ediciones anteriores colaboró con ALPI, Fundación de Asistencia Social del Hospital de Clínicas “José de San Martín”, Red Argentina de Bancos de Alimentos y la Fundación Germinare, entre otras.

Para esta edición, Javier Iturrioz hizo una ambientación inspirada en los colores dorados del espumante donde los caballos de carrousel fueron protagonistas. También hubo espacios de pantallas led para fotos y un make up truck by KAHLÉ donde las invitadas jugaron a intervenir sus looks con glitter.

 

Pasadas las 23, todos se acercaron a la pista para moverse al ritmo de los DJs Chule Bernardo y Puli De María, de Sarapura, quienes sorprendieron con una variada música desde clásicos de siempre hasta hits del momento que hicieron que la pista de baile levantara temperatura con las estrellas y las selfies como testigos privilegiados. La pista fue uno de los centros de atención de la noche, ahí se puedo ver a Tini Stoessel disfrutando de la música junto con su novio, Pepe Barroso, y sus amigos. También estaba cerca Nacho Viale con un grupo grandes de amigos, Nicole Neumann.

Alrededor de las 3:30 de la madrugada la música se fue apagando demostrando una vez más por qué el Prix de Baron B es el evento más esperado del año.

 

THE RED EYE / PRIX DE BARON B

 

 Agradecimientos : Sofía Matera / Feedback PR

 


Conocé mas sobre Fátima
Institución Privada para Multimpedidos Sensoriales

No soy la única, pero aún así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aún así puedo hacer algo; y justo porque no lo puedo hacer todo, no renunciaré a hacer todo lo que sí puedo” – Helen Keller

La Institución Fátima surge con el nacimiento de Fátima, una joven con sordoceguera, hija de Alicia y Carlos Picasso Cazón, quienes luego de participar en distintos centros de rehabilitación en el país se dieron cuenta que ninguna respondía a las necesidades de su hija. Decidieron crear un centro para Fátima y para todos los chicos y adultos con la misma problemática.

Fátima es una entidad privada que trabaja desde hace 30 años acompañando y apoyando a las personas con sordoceguera. Está ubicado en Beccar y es el único centro de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires especializado en chicos que –en los casos más extremos– no pueden ver, oír, ni hablar.

A la fecha ha asistido el crecimiento de 800 chicos y más de 100 profesionales han recibido capacitación especializada del más alto nivel.

 

Total
6
Shares

Dejá un comentario