Total
1
Shares

Fuera de foco es una sección de BAphoto auspiciada por OMINT donde la fotografía puede convertirse en otra cosa, transmutarse, dejando a un lado cuestiones mediales o de soporte, así como convencionalismos, para enredarse con otras formalizaciones y otras prácticas artísticas, del sonido a la imagen en movimiento. Para esta edición convocamos al curador Alfredo Aracil, quien partió de una cita de William Shakespeare, para disponer una suerte de trama o vínculo difuso entre cinco galerías y cinco artistas.

7 al 9 de septiembre de 2018 de 14 a 21 hs.
LA RURAL Pabellón 8

En El mundo entero se enamorará de la noche y dejará de adorar al estridente sol, la idea es evidenciar una cierta fascinación que recorre la historia de la fotografía, así como la del cine y la literatura: la noche como ese lugar enigmático lleno de peligros, un lugar ansiado y en principio placentero, aunque repleto de dolores y violencias. De
las primeras placas y exposiciones de la fotografía del siglo XIX, todavía torpes en su cálculo de cuánta luz y cuánta oscuridad necesita una imagen para fijarse, a las escenas en blanco y negro de Weegee o Brassai, fotografías que bien podrían parecer escenas de un crimen o de un secreto; para llegar, a partir de mediados del siglo XX, a un tipo
de fotografía más personal, íntima, ya sea para retratar a los amigos y el efecto del tiempo sobre el cuerpo, o para testimoniar aquellos cuerpos y subjetividades que rompen las reglas de lo normal cuando la ausencia de luz se impone.

Por supuesto, esto hace referencia a la fiesta, especialmente a aquella que continúa la noche una vez ha vuelto el día, trazando alianzas nocturnas que son para siempre. Pero también a un tipo de terror cósmico que nos recuerda el insignificante papel que protagoniza el ser humano en los misterios que envuelven al Universo, esto es, de qué
manera vivimos en la oscuridad frente al imperio insondable de la naturaleza. En todo caso, se trata de tomar estas ideas como apuntes o intuiciones posibles, no como algo estricto. Porque no aspiran en realidad a convertirse en un vínculo necesario. Se trata, más bien, de una intuición, de una grieta o una fuga. Algo que parte de un texto del siglo XVI, para acercarse a cómo las prácticas artísticas dejan constancia de un motivo que se sostiene en el tiempo. Me refiero a la atracción que sentimos por lo oculto, a cómo el deseo de poder y de saber nos arrastran a ciertas pasiones a veces no tan alegres, donde el dolor una vía para estar en lo que se desea. Recuperando el título de un conocido estudio sobre Romeo y Julieta, The most excellent and lamentable tragedie. Porque la noche, a fin de cuentas, es algo más que la ausencia de luz.
Alfredo Aracil

Participan:

Alan Courtis (El Mirador)

Erica Bohm (Pasto Galería)

Jesu Antuña (488 Gallery)

Juan Sorrentino (Acéfala)

Pablo Masino (Lateral)

 

 

 

 

 

 

 

Alfredo Aracil (Coruña, España 1984).

Formado en el Centro de Estudios del Museo Reina Sofía, de 2013 a 2016 fue Responsable de Proyectos de LABoral Centro de Arte, Gijón. Ha participado en la décima edición del Programa de Artistas y Curadores de la Uiversidad Torcuato DiTella, Buenos Aires, en 2017.
Ha curado proyectos para distintos espacios e instituciones. Entre otras, cabe destacar Hiperobjetos (2014), en el Colegio de Arquitectos de Madrid; Lo que se sabe y lo que se intuye (2015), en el Centro Conde Duque de Madrid; Reunión de hechos (2015), en la Galería Slowtrack, Madrid, en el marco del festival a3bandas de Madrid; Tener que
sentir (2016), con la Colección Los Bragales, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos de Gijón; Tender buttons (2017), en Salón, Madrid; Una terapia que no cura (2017), en La Verdi, Buenos Aires; o La Novia Desnudada Por Sus Solteros (2018), en Pasto Galería, Buenos Aires y Ni noble, ni bueno, ni sagrado (2018), en The Goma, Madrid.
En 2017, presentó en la Sala de Arte Joven de la Comunidad Madrid el proyecto ganador del certamen “Se busca comisario”: Apuntes para una psiquiatría destructiva.
En él se problematiza el campo de la enfermedad mental desde posturas estéticas y políticas que desbordan el espacio de la clínica. Actualmente, coordina un grupo de trabajo en el Museo Reina Sofía sobre políticas del malestar, Una fuerza posible.
Escribe en revistas de crítica de arte y cine, arquitectura o investigación política.
Algunas de ellas son Experimenta, Nosotros, El cuaderno, Tendencias, LUMIÈRE, El Estado mental, Ajoblanco, El Salto, Atlántica XXII o Otra Parte Semanal, cuya sección de artes visuales co-edita en la actualidad.

Información útil:
7 al 9 de septiembre de 2018 de 14 a 21 hs.
LA RURAL Pabellón 8. Avenida Sarmiento 2704, CABA.
Costo entrada: $ 180
Entrada reducida: $ 90 (jubilados, menores de 12 años y estudiantes universitarios con identificación)

 

Omint

A lo largo de sus 50 años de trayectoria, el Grupo ha tenido un crecimiento sostenido; consolidando su liderazgo en el sector de la salud en Argentina y en Brasil, tanto en el rubro prepagas, como prestacional. Desde el 2011, el Grupo comenzó a trabajar en la nueva unidad de negocios ART, aprovechando su expertise y trayectoria en el mercado de la salud, hasta su constitución en agosto 2013.

Los diferenciales que distinguen al Grupo OMINT son: su Trayectoria en el mercado, la Calidez Humana y la Calidad Médica. Las empresas prestadoras de servicios de salud se caracterizan por su alto grado de desarrollo y su máximo nivel de calidad. Este nivel se encuentra garantizado por la certificación ISO 9001 que posee OMINT Prepaga desde el año 2005 para los procesos vinculados con la atención al socio y al prestador médico.

Total
1
Shares

Dejá un comentario